Una dieta sana permite nutrir regularmente tu cerebro

¿Sabías que el cerebro ocupa sólo un 2% de nuestro cuerpo y sin embargo, consume hasta un 20% de toda la glucosa requerida diariamente por todo el organismo?. El interés por la alimentación y la nutrición crece cada día, tanto desde el punto de vista del bienestar y la salud, como el de mantener el cuerpo en buena forma; pero ¿pensamos cómo alimentar el cerebro?, la respuesta es: muy pocas veces.

Es difícil hablar de la función de los alimentos sobre el cerebro por separado, ya que es el conjunto de toda la dieta lo que influye en nuestro bienestar físico y cerebral, por lo que la Misión Alimentación invita a reflexionar acerca de la necesidad de alimentar también a nuestro cerebro.

Existen alimentos para el cerebro que pueden potenciar algunas de sus funciones, pero su consumo debe encontrarse dentro de una alimentación saludable y equilibrada. De nada sirve comer maní a media tarde, si el resto del día saciamos el hambre con comida chatarra, abusamos de los refrescos y nos olvidamos de la fruta.

Es importante seguir un menú variado, en el que abunden frutas y verduras, con bajo contenido en grasas saturadas y trans, alimentos ricos en Omega 3 y 6, todo esto sin olvidarnos de una buena hidratación.

Además, no debemos castigar a nuestro cerebro con malos hábitos como el de no desayunar. Es muy importante realizar cinco comidas al día (desayuno, almuerzo, cena y dos meriendas), todas y cada una son importantes.

El cerebro, en condiciones normales, se alimenta exclusivamente de glucosa y al realizar comidas menos abundantes y más frecuentes nos aseguramos de que esté continuamente nutrido, sin obligar al organismo a comprometer su función normal para abastecerlo de la energía que requiere.

La glucosa es un tipo de azúcar que funciona como combustible para el cerebro. Las bajadas de glucosa pueden perjudicar la atención, la memoria y el aprendizaje. El cerebro también consume más glucosa durante las tareas mentales intensas y por tanto, es especialmente importante mantener un nivel óptimo de glucosa en la sangre para tener una buena función cognitiva, lo que se consigue comiendo con regularidad.

¿Cómo alimentar el cerebro?

Tenemos que nutrirlo correctamente, para que pueda desempeñar sus funciones de un modo óptimo. Se entiende que el cerebro, es el encargado de enviar la señal para mover un brazo cuando se lo pedimos o generar emociones como la alegría o el miedo; pero todo eso sería imposible si no le proporcionásemos nutrientes.

Llevamos un ritmo de vida acelerado y no le dedicamos a la alimentación la atención que requiere. Falta tiempo y sobran alimentos, hipercalóricos, en el mercado. Comemos mal, rápido, desequilibrado y, en ocasiones, realizamos dietas estrictas con el objetivo de perder peso que privan al organismo de nutrientes que son fundamentales para su correcto funcionamiento.

Actuamos así durante años, despreocupados, porque los daños en la mayoría de los casos, no se apreciarán instantáneamente y cuando los problemas empiezan, nos surge la duda: ¿Podría haber hecho algo para evitarlo?. Sí, pero para ello debes empezar a cuidar tu cerebro ahora.

Saber cómo alimentar el cerebro junto con otros hábitos de vida saludables, como hacer ejercicio físico regularmente o evitar el estrés con prácticas como la meditación, nos ayudan a prevenir accidentes cerebrovasculares y enfermedades neurodegenerativas.

Es más, no sólo ayuda a prevenir enfermedades, sino que un cerebro bien nutrido rinde mejor en momentos de fatiga, está más atento, se concentra mejor y es capaz de realizar de una manera más eficiente sus funciones básicas diarias.

En este sentido existen ciertos alimentos que ayudan a la función cerebral, dentro de ellos están:

  • Los frutos secos (maní, almendras, nuez) que aportan diversos minerales y vitaminas, entre ellos fósforo, magnesio, potasio, vitaminas del complejo B y vitamina E. Estos frutos son aliados para mantener una buena salud cardiovascular, lo que se traduce en un correcto aporte de sangre y oxígeno a todos los órganos, sin dejar de mencionar, por supuesto, al cerebro.
  • El aguacate posee propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento y deterioro precoz de nuestra salud. Además, contiene Omega 3, ideal para proteger al cerebro del desgaste prematuro.
  • El tomate contiene una sustancia llamada licopeno que, gracias a sus propiedades antioxidantes, ha demostrado ser útil a la hora de la prevención de muchas enfermedades, entre ellas, varios tipos de cáncer y accidente cerebro-vascular.
  • Los pescados son una fuente rica de fósforo. Este mineral ayuda a fortalecer el cerebro, especialmente, mejorando la memoria.
  • El Cacao consumido, por supuesto con moderación, puede ayudar en la buena salud del cerebro, ya que contiene antioxidantes que evitan el envejecimiento prematuro del organismo y sus células, a la vez de prevenir enfermedades del corazón. Asimismo, es rico en magnesio, que es un mineral que ayuda en la nutrición de nuestro sistema nervioso.
  • El brócoli posee nutrientes que tienen la capacidad de potenciar la memoria y preservar la buena salud del cerebro. También posee propiedades que ayudan a proteger al corazón.

La Misión Alimentación seguirá orientando a la población venezolana hacia distintas alternativas para alimentar el cuerpo y como consecuencia la mente, acción natural y necesaria que le permitirá manejarse de forma libre en sus actividades cotidianas, para alcanzar una vida más amplia y un Comer Bien para Vivir Bien.

Texto: Instituto Nacional de Nutrición – Venezuela http://bit.ly/1G9Crxh

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s